La WEF (Fundación Tierra Salvaje) y los habitantes de la Provincia del Chubut repudian la muerte de la orca Belén. No quieren que les roben más orcas de la población de Península Valdés para ser asesinada por los acuarios.


 El viernes 4 de febrero pasado, la orca hembra Belén murió en cautiverio en el oceanario Mundo Marino después de 12 años de prisión. Apenas la noticia fue confirmada por personal del oceanario, el Dto. de fauna  de la WEF envió un fax a la Autoridad de Aplicación de la Reglamentación de oceanarios, Dirección de Recursos Ictícolas y Acuícolas (DRIyA) a cargo del Lic. Oscar Padín solicitando la inmediata incautación del cadáver para su fotoidentificación y una serie de muestras de diferentes órganos, músculos y dientes para realizar una necropsia paralela a la del acuario. Del mismo modo se solicitó un trozo de tejido congelado para estudio de ADN.
 Cabe destacar que la necropsia en éste como en otros casos de mamíferos marinos cautivos que han muerto, la realizó personal del oceanario, no estando presente ningún funcionario de la Dirección que supuestamente debe controlar a esos centros de cautiverio.  Obviamente tanto las inspecciones como las necropsias tampoco pueden ser presenciadas por veedores de ONGs ni por nadie que pueda hacer peligrar el muro de silencio que circunda a la industria del cautiverio para mantener al público ajeno a los ASESINATOS que tienen lugar en los acuarios.

El silencio de la Autoridad de Aplicación del Reglamento de Oceanarios
 A una semana de la muerte en cautiverio de la orca Belén, la WEF recibió el resultado oficial de la necropsia. Irrisoriamente, el resultado nos fue enviado por e-mail desde la Whale and Dolphin Conservation Society, entidad conservacionista con sede en el Reino Unido, ya que las ONGs locales NO RECIBIMOS respuesta alguna ni del oceanario ni de la Dirección de Recursos Ictícolas que en lugar de ejercer su función de control pareciera estar en complicidad con los oceanarios adhiriendo al voto de silencio.

La complicidad de algunos medios de comunicación
 Los dos periódicos más importantes del país y algunos canales de Televisión de aire se suman a esa complicidad silenciosa de los oceanarios que mantiene desinformado al público ya que tanto Mundo Marino como Mar del Plata Aquarium pagan para anunciar en esos medios nacionales.
 Sin embargo esos mismos medios se regodean mostrando pseudo-liberaciones de lobitos y pinguinos por parte de los acuarios. Con eso debemos presumir que no son los periodistas sino los sponsors de esos canales de TV y periódicos los que deciden cuáles son las noticias que los medios van a informar a la opinión pública y cuáles no.

Las causas de muerte según el oceanario
 La muerte de Belén se produjo a causa de una nefritis supurativa, habiéndose diagnosticado anteriormente al deceso una insuficiencia renal. De acuerdo a la opinión de una especialista del CONICET consultada por la WEF, la Dra. Marcela Junín, este tipo de infecciones por lo general tienen lugar en orcas cautivas posteriormente a una preñez o un aborto.  Belén había quedado preñada y dado a luz a un cachorro muerto en noviembre de 1998, luego de un embarazo de 16 meses de acuerdo a la información oficial. 
 Las hipótesis provistas por el oceanario acerca de las causas que provocaron el nacimiento de un cachorro muerto resultan un tanto confusas. La WEF  sospecha que el fracaso del embarazo se debió a que la orca Belén simplemente era demasiado joven para quedar preñada ya que en 1998 contaba con poco más de 10 años de edad.
 En el caso de las orcas, la madurez reproductiva ocurre alrededor de los 14/15 años. La preñez de una hembra menor a esa edad, como sucede en otros mamíferos, puede derivar en partos difíciles y cachorros que nacen muertos, además de comprometer el normal proceso de maduración de la joven hembra.

 Tras el parto, el comportamiento de la orca Belén había empezado a dar señales de que algo andaba mal. Durante reiteradas visitas efectuadas al oceanario por integrantes de la WEF y por varios de los voluntarios de la fundación, la orca fue filmada en estado letárgico y no participaba en las actuaciones, a pesar de que Belén siempre había sido la estrella del show.  
 El de Belén es otro asesinato más que deriva del mal manejo de cetáceos cautivos que tiene lugar en los oceanarios, los que no tienen ni la infraestructura ni la capacidad veterinaria y científica suficientes como para mantener orcas en cautiverio. No podemos permitir que los acuarios sigan robandose y asesinando a NUESTRAS ORCAS, Si bien las orcas son un recurso Federal y un patrimonio nacional, éstas particularmente son principalmente un patrimonio de los chubutenses ya que Milagro, Belén y Kshamenk (el macho sobreviviente) pertenecían a la población de orcas silvestres de la Península Valdés.  Tanto la WEF como el resto de la comunidad conservacionista internacional rechazan la creencia de que esas orcas fueron rescatadas y las consideran capturadas.

Liberemos a Kshamenk
 La ONG de Península Valdés, cuyo objetivo principal es la conservación de mamíferos marinos libres, convoca al público a demostrar su repudio por la exhibición de orcas en cautiverio y para solicitar la liberación de Kshamenk. El material recibido se unirá al de otras ONGs nacionales e internacionales que están trabajando en el tema y será enviado ante las autoridades correspondientes para que se de curso a dicha petición.
 Las cartas deben dirigirse a: 
WEF ³Orcas Libres-El show debe parar², U9121XAQ, Puerto Pirámides, Península Valdés, Chubut.  O por mail a: orcas-libres@wef.org.ar
El texto debe ser corto y simple, por ejemplo ³Me manifiesto en contra de la exhibición comercial de orcas en cautiverio,  adhiriendo a la campaña Orcas Libres, el show debe parar.
Asimismo solicito a Mundo Marino S.A. la liberación de la orca Kshamenk y que el oceanario se responsabilice de devolverlo a su hábitat natural del que fue etirpado con la excusa de rehabilitarlo. La carta debe incluir tu firma y el tipo y número de documento.
 Al no ser demasiado difícil encontrar a su familia entre las 25 orcas que frecuentan la Península Valdés y por ser todavía muy joven, Kshamenk es un candidato potencial para la liberación.

 Del mismo modo la WEF y la comunidad conservacionista toda invitan a los que quieran romper con el silencio  a enviar información acerca de los varamientos y supuestos rescates de Milagro, Belén y Kshamenk y acerca de la muerte de Belén, fotos de Belén especificando el año en que fueron tomadas (preferentemente fotos en las que se distinga la forma de la montura, que es el parche grisáceo que se encuentra bajo la aleta dorsal) a la dirección anteriormente mencionada. Su ayuda es fundamental para terminar con los asesinatos de nuestras orcas patagónicas, que no pueden ser propiedad de ningún acuario ya que nos pertenecen a todos.

Ma. Fernanda Zapata
Dto. Fauna - División Fauna Marina
WEF/ Fundación Tierra Salvaje
info@wef.org.ar
orcaslibres@wef.org.ar

Retornar a Curiosidades