Si tienes inconvenientes para ver este mensaje, puedes consultarlo en la red: http://www.novedadesenred.com/Numero.asp?articuloid=690

Año 1 - Número 6
Publicación Electrónica de www.TodoPerros.com

Esta publicación ha sido seleccionada para ser parte del proyecto NOVEDADES EN RED,
el principal portal de propietarios de Newsletters de habla hispana.

En esta edición...

Bienvenida
¡Humor de Perros!: Gimnasia Canina
El Canaan Dog: la raza del Estado de Israel -
Por Myrna Shiboleth
Etología:Hablemos del Territorio -
Por Lic. Antonio Pozuelos Jiménez de Cisneros
¿Qué es la Zooterapia? -
Por Javier A. Zaldívar
Calendario de Eventos y Exposiciones
Enlaces recomendados
Colabora con nosotros
Publicidad
Altas y Bajas/Anuncios varios

¡Bienvenidos!

Hace ya varios meses se nos ocurrió la idea de organizar un sistema de Foros, como complemento de esta revista electrónica, donde poder compartir opiniones, discutir los artículos que aquí publicamos, y tener las oportunidad de aprender los unos de los otros. Esto al fin será una realidad, ya es solo cuestión de días para que nuestros programadores concluyan un excelente trabajo, que sin dudas les sorprenderá, ya que se trata de un sistema de Foros muy simple de usar, pero con la tecnología más avanzada para este tipo de software.

En pocos días les enviaremos un eMail invitándoles a participar de el, junto con las instrucciones básicas para su correcto uso.

¡Y seguimos creciendo...! Con este sexto número de nuestra publicación damos la bienvenida a más de 800 nuevos lectores, a quienes invitamos a participar de nuestra revista electrónica, enviando sus comentarios, observaciones, artículos para publicar, etc.

Y aprovechamos para seguir pidiendo.... Seguramente que tienes algún amigo, colega, alumno, pariento o conocido a quien aún no hayas invitado a suscribirse a TodoPerros. Recuerda que es tan simple como enviar un eMail en blanco a
todoperros-subscribe@domeus.es

¡Muchas Gracias!

Pablo D Carosone / Ramiro Allub Rey

Canaan Dog: Historia de la raza - Por Myrna Shiboleth (*)

Es probable que los perros referenciados en la Biblia, fuesen del mismo tipo que los conocidos actualmente como Israel Canaan Dog o Perro de Canaan. La única raza nativa de la "tierra de Canaan" (lo que hoy en día se conoce como Israel), presenta fuertes similitudes con los existentes hace algunos miles de años atrás.

El Canaan Dog ha sido clasificado por la Federación Cinológica Internacional como Grupo 5, en la Sección 6: Tipos Primitivos. Pertenece a una de las familias más antiguas: la de los Spitz.

Rudolphina Menzel
Corría el año 1934 cuando la profesora Rudolphina Menzel, una cinóloga austríaca de cierto prestigio, especializada en el campo del comportamiento animal, emigra a lo que en ese entonces era conocido como Palestina.

A pocos meses de su llegada a esa convulsionada región, la
Haganah (Fuerzas de defensa Judías antes del establecimiento del Estado de Israel) le encomienda la tarea de organizar una unidad canina.

A poco de iniciado su trabajo, descubre que las razas europeas con las cuales ella estaba habituada a trabajar -Pastor Alemán, Dobermann, Boxer-, sufrían en demasía el crudo clima de la región y lo árido del terreno, como para explotar todas sus cualidades.

Los Perros "Parias"
Este fue uno de los principales motivos que la decidieron a iniciar un trabajo de investigación y observación de los perros parias, que eran perros que vivían en estado salvaje, en las cercanías de los asentamientos de los colonos judíos, o con los beduinos, en el desierto.

Los habitantes de la región llaman a estos perros baladí, que en árabe significa "indígena", o "del pais", aunque también la palabra puede significar "ordinario".

El tipo básico de perro salvaje ha sido modificado a lo largo de los siglos por los variados entornos en los cuales los perros de esta familia se desarrollaron, y que incluye una serie de tipos y razas: Basenji, Dingo Australiano, Perro Carolina o Dingo Americano, Eklhound, etc.

No obstante, la mayoría de los miembros de esta familia conservan ciertas características básicas: su cuerpo tiende a ser cuadrado, cola alta y rizada sobre el lomo, una personalidad común de desconfianza hacia los extraños, gran independencia, y ocasionalmente muestran cierta agresividad hacia otros perros.

Nace el Canaan Dog o Perro de Canaan
Luego de un período de estudios, la profesora Menzel comienza un programa de cría y domesticación, colectando cachorros y adultos, a quienes encontró muy adaptables, dóciles y relativamente fáciles de educar. Llamó a esta raza Canaan Dog o Perro de Canaan, en alusión a la bíblica "Tierra de Canaan".

El Canaan Dog es un desarrollo local de la familia de los Spitz en el Israel moderno. Se ha adaptado hasta llegar a ser el perro ideal para su singular geografía. Más al norte, en Siria, se pueden encontrar perros similares, pero más pesados y de mayor contextura, con pelo más largo, mejor adaptados al clima más frío. Hacia el sur, en cambio, los perros de la península de Sinaí son más pequeños y delgados.

El Canaan ha sobrevivido por miles de años en tierras salvajes, alejado de la civilización, como cazador y carroñero. A menudo, sus cachorros eran capturados y criados por beduinos, quienes los utilizaban como pastores de sus rebaños. Al igual que toda criatura salvaje, sólo el más fuerte, inteligente y apto sobrevivía, perpetuando sus características.

Esta raza conserva las características básicas del perro salvaje: huesos y tamaño moderado, cuerpo bien balanceado y proporcionado, manto grueso y resistente, orejas erectas, sentidos muy bien desarrollados, y una gran resistencia.

Además, es una de las muy pocas razas que se han adaptado exitosamente al desierto. Así lo demuestran varios estudios llevados a cabo en las Universidades de Tel Aviv y Ben Gurion (Israel), que han confirmado la enorme habilidad de esta raza para adaptarse a las temperaturas extremas y falta de agua, en contraste con otras razas "modernas". Se ha comprobado que se ha adaptado fisiológicamente para soportar el calor, minimizando la necesidad de líquidos.

La profesora Menzel fue la principal responsable del reconocimiento de la raza, y redactó su primer Standard, que fue aceptado por la Federación Cinológica Internacional en 1966 (revisado en 1987). Ella exportó los primeros Canaans a Estados Unidos en 1965, y poco tiempo después, a Alemania.

En 1970, el criadero Shaar Hagai inicia la cría del Canaan Dog, siguiendo los preceptos de la profesora Menzel, quien fallece en 1973, a la edad de 84 años.

A lo largo de los años, tanto la Profesora Menzel como por el criadero Shaar Hagai han exportado ejemplares a Gran Bretaña, Alemania, Estados Unidos, Holanda, Suiza, Finlandia, Francia, Austria, Italia, Luxemburgo, Monaco, Dinamarca, Sudáfrica y Canadá.

A la fecha hay clubes de la raza en Estados Unidos, Gran Bretaña, Finlandia, Francia, Alemania, Italia e Israel.

Shaar Hagai, es el principal criadero de Canaan Dog de Israel. Sus ejemplares son descendientes directos de los perros originales. Al fallecer la Profesora Menzel, este criadero adquiere todos los perros.

A la fecha, Shaar Hagai tiene Canaan Dogs de 7 u 8 generaciones, aunque mantiene la política de la fundadora de la raza, introduciendo nuevas líneas de sangre, para preservar las cualidades físicas y psicológicas de la raza.

Luego de la guerra de Yom Kippur (1973), fue posible obtener ejemplares salvajes de las áreas más remotas de Israel. Actualmente esta posibilidad se ha dificultado, especialmente por los programas anti rabia, que diezmaron a los perros salvajes.

Para registrar un perro salvaje o de una tribu beduina en el "Stud Book", se deben cumplimentar dos requisitos:

1.- Debe ser juzgado por un Juez de la raza, quien corrobore que cumple mínimamente con las exigencias del Standard.
2.- Debe ser cruzado con un ejemplar con pedigree.

Los cachorros producto de esa cruza, serán juzgados a los 9 meses de edad, y si
cumplen con las exigencias mínimas de la raza, tanto ellos como su progenitor "salvaje" podrán ser inscriptos oficialmente en el Israel Kennel Club Stud Book.

Esto ha sido así dispuesto por la Federación Cinológica Internacional, ya que el Cannan Dog aún se considera una raza en desarrollo.

El Canaan Dog está solidamente establecido tanto en Israel como en el resto del mundo. Ha sido aceptado como la raza oficial de Israel por el Israel Kennel Club y la Federación Cinológica Internacional, y aceptado y registrado por los Kennel Clubs de todo el mundo.

La demanda por ejemplares de esta raza está en constante aumento, tanto para mascota como para guarda. Es un perro alerta, no es extremadamente agresivo, muy buen perro de familia, confiable con los niños, y demanda pocos cuidados. No obstante, no es un perro para cualquier persona: su temperamento orgulloso e independiente requiere de una relación de mutuo respeto con su amo.

Muchas razas modernas han sido selectivamente criadas para conseguir ciertas características de temperamento y apariencia. En los últimos tiempos, el énfasis ha sido más en apariencia, en especial para su presentación en exposiciones caninas.
Son muy pocas las razas que llegan al siglo XXI como el Canaan Dog, completamente natural, inalterado por el hombre, y un ejemplo de la ley natural de "supervivencia del más apto".

Temperamento
Una de las características realmente únicas de esta raza es su temperamento. No cualquier persona puede adaptarse a su "forma de ser", pero para quienes lo han hecho, sería difícil convivir con otras razas de comportamiento más "ordinario".

Su temperamento especial se debe a que se trata de una raza primitiva. ¿Qué es una raza primitiva? Es aquella que ha conservado las características que le resultaron necesarias para su supervivencia, y que no han sido modificadas por la selección humana, a través de las generaciones.

El desarrollo del Canaan Dog ha sido controlado por factores naturales. Esas características, tanto de estructura como de comportamiento, que le permitieron a él sobrevivir mas fácilmente

Entre los factores que han sido esenciales para su supervivencia, podemos destacar la inteligencia. Su capacidad de aprender, de adaptarse a circunstancias cambiantes, de resolver problemas y de reaccionar eficazmente, son matices de esta aseveración. En el siglo pasado, ha tenido que lidiar con la llegada de la civilización moderna a su territorio natural, y lo ha resuelto de forma exitosa. A pesar de las dificultades, aún hoy es posible hallar Canaans viviendo en estado salvaje.

La inteligencia de los Cananas es algo destacable en referencia con otras razas, con las que estamos más familiarizados. Los perros de caza, por ejemplo, han sido criados por muchas generaciones para ser fácilmente adiestrables, y totalmente obedientes a su amo. El Canaan aprende tan rápido como otras razas, pero nunca demuestra una obediencia ciega. Su respuesta está en relación directa con su íntima certeza de la inexistencia de peligro en obedecer, en confiar completamente en su handler o amo, y en sentir que alcanzará algún beneficio por hacer lo que le ha sido enseñado.

Destacable es, también, su capacidad de reacción. Para sobrevivir en condiciones difíciles, el Canaan debe ser capaz de reaccionar rápida y eficazmente ante una amplia variedad de estímulos. Esto significa que, ante todo, sus sentidos están siempre alerta y muy bien desarrollados, más que en muchas otras razas. Sospecha sistemáticamente de todo lo desconocido o repentino. Esta es una característica familiar para cualquiera que haya trabajado con animales salvajes, quienes siempre deben estar alertas a lo desconocido, preparados para huir o presentar pelea.


Myrna Shiboleth nació en Estados Unidos, donde cursó sus estudios, y emigró a Israel en 1969. En 1970 establece Shaar Hagai, el criadero de Canaan Dog que con el tiempo lograría reconocimiento mundial, y que ha producido más de 50 campeones de Israel, 14 campeones internacionales, y 12 campeones mundiales. Ha sido integrante del directorio del Israel Kennel Club, y por muchos años presidente del Israel Spitz Dog Club. Es autora del libro "The Israel Canaan Dog" y co-editora de la revista "Canaan Dog Journal". Ha sido invitada a conferencias en varios de países, y es considerada la máxima autoridad mundial en esta raza.

Enlaces relacionados:
Criadores de Canaan Dog
Clubes de Canaan Dog

ETOLOGÍA: Hablemos del Territorio Por Antonio Pozuelos Jiménez de Cisneros(*)

(Ver artículos precedentes de esta misma serie)

En el artículo anterior hemos comentado una serie de conductas distintas y características del sexo de nuestro amigo. Estas y otras conductas, se acentúan cuando nuestro perro se encuentra en el territorio. Así, la agresividad territorial del macho es superior a la de la hembra, la ordenación territorial actúa, en mayor medida, a favor de ella y los cachorros solo se sienten seguros cuando están protegidos y dentro de los límites territoriales.

Antes de seguir con las diferencias conductuales entre Truco y Kika, es necesario comentar algo sobre ese bien tan apreciado para ellos, el Territorio.

Lo podemos definir como:
una extensión de terreno, mas o menos grande, donde nuestros perros desarrollan prácticamente todas las funciones de supervivencia y/o reproducción. Si analizamos detenidamente estas funciones, veremos que es en el territorio donde Truco es realmente el señor feudal de su manada y a la vez, nuestro subordinado. Kika parirá y otorgará los cuidados parentales a sus cachorros y estos, a su vez, crecerán, aprenderán a vivir jerarquizados y llegarán a la fase del cortejo y cópula.

Truco, Kika y sus hijos comen en el territorio, o lo que es lo mismo, acceden a las fuentes de recurso. Evitan, en este lugar, las enfermedades y los ataques de otros miembros de su especie, es decir, se protegen de la depredación y todos, tratan de llegar al 20% de elite que superará la fase juvenil.
¿Ven ustedes por qué es tan importante el que Truco y Kika tengan claro cual es su territorio?. ¿Observa el amable lector la similitud de esta necesidad con la nuestra?. Decimos, en España, que: el hogar de un hombre es su castillo. Los humanos tratamos de conseguir recursos para traerlos a nuestra casa, trabajamos para obtener comida, ropa, comodidades y prestigio, defendemos nuestra casa con leyes como la de la propiedad privada o con uñas y dientes y pensamos que: como en la casa de uno, ni en el cielo. ¿No es eso lo que piensan Truco y Kika?.

¿Por qué Truco levanta la pata y Kika orina agachada?
Esta conducta de macho territorial se debe a la necesidad de poner vallas y puertas a su territorio. Como no entiende de albañilería, utiliza sus Feromonas (1) para marcar el límite de su propiedad. Es tan celoso de su castillo que hace acta notarial de todo lo que le pertenece (igual que nosotros).

Mi macho Roco, es tan posesivo que le encanta marcar hasta una bicicleta nueva que compra mi hijo. Cansado de esta conducta, me lo llevé un día a un rincón del chalet en el que vivo y, mostrándole un naranjo que mi esposa acababa de comprar, vacié mi vejiga sobre el macetón. Cuando él trató de marcarlo también, le recordé en su lenguaje, que aquel árbol sin plantar era mío y no suyo. El buen animal aceptó la orden muy a regañadientes y tuve que explicársela varias veces más y sobre otros objetos de mi jardín. Cuando mi esposa me sorprendió, en uno de mis "marcajes", se acabaron las lecciones de jerarquía, pero el astuto macho aprendió que no debía marcar en mi presencia. Ahora, al paso de los años, observa ansioso, durante unos días, cualquier objeto nuevo que colocamos en el jardín. Pasado un tiempo prudencial, si yo no lo marco, lo hace él. Desgraciadamente mi esposa me vigila a mí y no a Roco.

La buena de Kika siente menos la necesidad de marcaje, sobre todo si está subordinada a Truco. En las Hienas, la jefatura del Clan recae siempre sobre una hembra y, tan sabia es la Selección Natural, que ha potenciado la aparición de un falso pene con el que la Dominante, ejerce sus funciones de marcaje aparte de las de eliminación. Me refiero a que esta conducta obedece a la necesidad de salvaguarda del territorio y está mas ligada al estatus social del que la ejerce, que al sexo.

En mi consulta, un amo preocupado, me contaba que su perro de dos años, todavía orinaba agachado. Para él, su perro no tenía el carácter que necesitaba en sus labores de guarda. Me trasladé al territorio del buen animal y descubrí a una furibunda hembra de la misma raza, mas vieja y fuerte que el perro, que intentaba impedirme la entrada al chalet ante la pasividad del macho. Convencí a su dueño de que la Alfa del Territorio era la hembra y, el macho, no desarrollaría su carácter definitivo hasta que fuese separado de ella. Como su hermano vivía en la misma urbanización, el dueño de los dos perros, llevó al macho a defender la casa de este. Al paso de tan solo dos meses nuestro "paciente" defiende la casa con tanto ahínco como la hembra la suya y marca, con tanta fruición, como mi viejo Roco.

Truco vive en un apartamento
Los límites de un territorio son los más protegidos por los cánidos. Así, en el último Congreso Iberoamericano de Etología al que asistí, se expuso una ponencia sobre el marcaje de los Lobos de Sierra Morena (España). Al parecer, estos cánidos marcan con heces y orina los límites territoriales que ellos entienden que acaban en los caminos y veredas que los rodean.

Realmente, lo que tratan de marcar son las vías de penetración al territorio. Si nuestro Truco vive en un apartamento, lo que vigilará con más ahínco será la puerta de la calle y el balcón. Él entiende que por ahí le puede llegar la invasión territorial y, en algunas situaciones de estrés del animal, puede llegar a orinar contra la puerta sin que este hecho podamos catalogarlo como conducta anómala. Aún Kika, si vive sin un Dominante, también puede ejercer este tipo de marcaje.

Defendiendo el coche
Cuando un perro es "abandonado" por sus dueños en un automóvil, su agresividad territorial aumenta de forma apreciable, ya que la distancia de seguridad que le separa de un posible agresor, es mínima. Ese estrés e inseguridad, que dominan al animal, hacen que los perros realicen la guarda de coche con más ferocidad que en su propia casa y, por lo tanto, no es conveniente que, ni siquiera los niños, traten de penetrar en el vehículo.

¿Por qué Kika se convierte en minera?
La manía de escarbar túneles en el jardín suele producirse con mas virulencia entre las hembras y, sobre todo, a partir de los seis meses.. Muchos dueños airados acuden a las consultas presumiendo que la conducta de su perra no es normal. ¡Nada más lejos de la realidad!

Las hembras dominan perfectamente, en su mensaje genético, las nociones de construcción de madriguera pero tienen que ensayarlas y, en ese simulacro, viene el destrozo del cuidado jardín humano. Si las dejamos acabar el desastre veremos como a la segunda intentona, construyen una madriguera pequeña, funcional, caliente y fácil de defender. ¡Están jugando a las casitas, como nuestras niñas!.

El cubil de un perro nunca es grande como el nuestro. La entrada debe ser pequeña para que el invasor se encuentre con los dientes de Kika y no pueda tomar una dirección alternativa, el habitáculo no debe permitir el que la madre se levante para dar de mamar a los cachorros y, sobre todo, debe ser subterráneo para conseguir una temperatura adecuada.

Si queremos construirle su cubil debemos tener en cuenta estos datos para no trabajar en vano y ver como nuestra perra desdeña nuestra obra de arte para terminar escondiéndose en un rincón.

Aparte de este afán de construir madriguera, hay otra necesidad que puede llevar a Kika a la minería. Me refiero a la conducta de manipulación de la presa que suele acabar en el porteo o el enterramiento.. Lo normal, cuando un cánido ha matado es que manipule la presa para acabar en la ingesta, pero si la situación no es la adecuada, puede portarla entera para acabar de manipularla en su cubil y repartirla entre la progenie. Hay otras situaciones en las que el animal se ve obligado a enterrarla para, pasado un tiempo prudencial, volver a por ella. De estas conductas podemos deducir que, es tan normal el que Kika se pasee con una "presa" en la boca como que trate de enterrarla y, para llevar a cabo esas labores, nada mejor que estudiar para minera.

Acepto que muchos dueños (entre ellos, yo) se den a los demonios cuando nos encontramos el césped, recién plantado, convertido en un campo minero. Supongo que la frustración es tan grande como la que siente mi perra Tana al verme llegar del supermercado cargado de "carne fresca" sabiendo que no estoy dispuesto a compartir mi "caza" ni con ella ni con sus cachorros. ¡Cosas de la convivencia interespecífica!.

Muchas veces (sobre todo desde que publiqué mi primer libro) se me ha reprochado el que compare constantemente la conducta de nuestro perro con la que tendría si fuese un cánido libre. A todos los que lo han hecho les he respondido lo mismo: ¡Truco o Kika están con nosotros hace tan solo 16.000 años!. ¿Creen ustedes que en ese pequeño periodo evolutivo se van a olvidar de lo que la Naturaleza le enseño en millones de años?. Si de verdad lo creen, están en un craso error y si no, pregúntenselo a su perro.

(1) - Las Feromonas son una serie de sustancias activas que crean una relación humoral entre individuos de la misma especie, influyendo sobre su comportamiento o desarrollo.

Ver primer artículo de esta serie: La Etología y nuestro perro
Ver segundo artículo de esta serie: ¡Me voy a comprar un perro!
Ver tercer artículo de esta serie: Criando a mi perro
Ver cuarto artículo de esta serie: Mi querido adolescente
Ver quinto artículo de esta serie: ¡No somos iguales!

El Lic. Antonio Pozuelos Jiménez de Cisneros es Asesor y Terapeuta en Comportamiento Animal (Título propio de la Universidad de Granada - España); Estudió Etología en la Facultad de Ciencias (Universidad de Granada - España); es Presidente de AEPE (Asociación para el Estudio del perro y su Entorno); Jefe del Departamento de Etología aplicada al perro. Co-autor del libro HUTA (Texto oficial de la Escuela Andaluza de Comportamiento y Adiestramiento Canino).

¿Qué es la ZOOTERAPIA? - ¿Perros Terapeutas? Por Javier A. Zaldivar (*)
Desde hace siglos se conoce la capacidad terapéutica de los animales, pero es recién en el siglo XX que se populariza esta fascinante práctica.

¿Quien no ha oído hablar de los múltiples papeles que juegan los perros en la sociedad? Todos nosotros, de una forma u otra, hemos visto a perros especializados en detectar droga o perros adiestrados en detectar personas enterradas en catástrofes. Sin ir muy lejos, hace pocas semanas en NewYork y Washington, en los atentados terroristas de las torres gemelas y del Pentágono.

Seguramente también hemos visto a perros actores en alguna de las muchas películas en las que han intervenido. Y por su puesto todo el mundo conoce a los perros cazadores, a los perros de defensa y al perro del vecino, que se empeña en no dejarnos entrar en lo que él considera su terreno.

Todos esos perros y muchos más están presentes constantemente en nuestras vidas, y para nosotros son algo cotidiano. En los últimos tiempos, los medios de comunicación se hicieron eco de perros que, por la irresponsabilidad de sus dueños, produjeron heridas e incluso mataron algunas personas y por un tiempo parecía que los perros eran un peligro público, que se habían vuelto contra los humanos y todos fueron sospechosos para las personas que nunca han podido disfrutar de la compañía de uno de ellos. Pero el perro como especie lleva miles de años junto al hombre, y siempre le ha acompañado y ayudado en múltiples tareas, y quizá la menos conocidas por la gente sea su faceta de terapeuta.

Si, porque los perros y igual que otros animales, como el gato o el caballo, realizan desde hace muchos años también una labor sanitaria importante, y no me refiero sólo a los perros que sirven de lazarillo a personas invidentes, a las cuales ayudan en sus desplazamientos a través de calles, avisándoles de obstáculos y alejándoles de cualquier peligro potencial para su seguridad, ni a los que ayudan de forma determinante a enfermos de Parkinson, sirviéndoles de apoyo físico cuando pierden el equilibrio o avisándoles cuando se desestabilizan para que no se caigan.

Me refiero a todos esos perros que de una forma u otra colaboran en terapias destinadas a mejorar las condiciones motrices o psicológicas de personas discapacitadas, solitarias, enfermas o inadaptadas socialmente. Esos perros de los que tenemos pocas noticias pero que día tras día, entregan todo su afecto, a miles de niños o adultos con Parálisis Cerebral, Síndrome de Down, Autismo, personas mayores que pasan sus días en las residencias u hospitales, sin más compañía que su amigo peludo, a los que alegran durante unas horas la monotonía de los pacientes de los centros oncológicos y les ofrecen un rayo de esperanza y les arrancan una sonrisa. Toda una serie de perros que desarrollan una labor callada y que pocas veces es objeto de atención por el gran público.

Esos perros que no tienen grandes adiestramientos, salvo el de acompañar, escuchar y dar cariño sin pedir nada a cambio. Perros educados desde cachorros a disfrutar con la compañía humana. A estos amigos se les enseña a pasar casi inadvertidos, a estar pendientes de quien les acompaña. Cada día son más en España los perros que se dedican a este trabajo, con resultados verdaderamente sorprendentes.

Estas formas de terapia no se hacen improvisadamente, requieren de todo un trabajo y una preparación minuciosa, tanto por parte de los perros, como de los adiestradores y monitores que los manejan. En el mundo de las discapacidades, cada afectado es diferente, tiene sus síntomas y sus necesidades psicológicas y por ellos es necesario evaluar y establecer un plan de trabajo especifico para cada uno.

Algunas personas necesitan potenciar y facilitar el desarrollo de ciertas conductas, otras pueden necesitar actuaciones de naturaleza física, y muchas veces es un conjunto de todas ellas. Como dijeron los doctores Katcher y Beck " ...diferenciar la utilización psicoterapéutica de los animales de la utilización protésica, no quiere decir que un ciego que puede moverse independientemente gracias a la asistencia de su perro lazarillo, no experimente una mejoría en su estado emocional o, incluso la desaparición de los síntomas de depresión o de angustia"

Se ha podido comprobar que la presencia de un perro con personas de edad avanzada ayuda a controlar la tensión arterial, mejora la depresión y la angustia, y disminuye las posibilidades de riesgos coronarios. También se emplean perros en centros penitenciarios, donde su atención y cuidados resulta muy positivo en la labor de reeducación social de los internos.

Los perros, al igual que las personas, cada uno tiene su carácter y su propia personalidad, y por tanto debemos seleccionar el ejemplar adecuado para cada caso, asegurándonos que se integrará adecuadamente con el programa de trabajo.

La raza no es determinante, aunque algunas puedan ser más adecuadas que otras, pero factores como el tamaño y el peso sí pueden ser importantes. También los perros indefinidos, cruzados y sin raza especifica en la que encuadrarlos, juegan este papel, un chucho adecuado puede ser tan efectivo como cualquier perro con un gran pedigrí.

Un nuevo aspecto de los perros se descubre en su asistencia terapéutica, además de la gran cantidad de actividades y espacios en los que colaboran con los hombres, los perros se suman también al mundo de la salud y se muestran como grandes asistentes en él.

Todavía queda mucho camino que recorrer y en él nos seguiremos sorprendiendo con la gran cantidad de posibilidades que todavía nos pueden deparar los perros en como terapeutas.

Bibliografía:
Katcher, A.H. y Beck A.M. "New perspective on our lives with companion animals". The University of Pennsylvania Press. 1983
Ruckert, J. "The Four-Footed Thepapist" 1987
Levison, B.M. " Pet Oriented Child psychothepapy. Boris M. Levison, Ph. D., 1969

Javier A. Zaldivar es Presidente de la Asociación de Zooterapia de Extremadura (España)

 Volver