HOT SPOTS (Parches Calientes)


Descripción y causa:

También conocida como dermatitis húmeda aguda, los hot spots o parches
calientes son usualmente una enfermedad que se da en perros de pelo largo o
aquellos con subpelo denso.  Frecuentemente es causada por una reacción
alérgica local a un antígeno específico (estructura molecular en la
superficie de
partículas como bacterias o virus;  esta estructura es reconocida por el
cuerpo como 'extraña' y estimula al cuerpo a producir proteínas especiales
llamadas anticuerpos para inactivar ese extraño invasor).
Las picaduras de insectos, especialmente pulgas, son generalmente la causa.

Otras causas incluyen atopia (dermatitis por inhalación), alergia
alimenticia, infecciones por sarnas, infecciones auditivas,  poco grooming
en el perro, displasia de cadera,
artritis y otras enfermedades degenerativas,  como también la enfermedad de
las glándulas anales.

Los hot spots son lesiones circulares, que puede ser en la cabeza, sobre la
cadera y en las mejillas, etc.  Son húmedas, descarnadas, inflamadas, sin
pelo y
pueden ser un poco dolorosas.  Los perros generalmente se lamen, muerden o
rascan el área, y esto irrita la piel inflamada aún más.  En efecto, los hot
spots a veces son llamados 'dermatitis pyotraumática' porque la herida hecha
por el perro mismo es un factor importantísimo en el desarrollo de los
mismos hot
spots.

Pueden cambiar mucho de tamaño en un período muy corto de tiempo, lo que
tenía el tamaño de 1/4 de pulgada, puede en seis horas tener un diámetro de
ocho.

No es frecuente que aparezcan cuando hay bajas temperaturas pero puede
suceder.
Les pasa tanto a los perros que viven dentro como fuera de las casas.
Muchos perros
desarrollan varias de estas lesiones a lo largo de sus vidas.  Aunque esta
no es una enfermedad de larga duración ya que la lesión puede aparecer
repentinamente, ser tratada e irse en menos de una semana,  puede
aparecer otro hot spot en el mismo verano, al año siguiente, o nunca
más volver.

Tratamiento:

El tratamiento debe ser dirigido para detener el crecimiento del hot spot y
eliminar su causa.  En muchos perros la causa inicial son las pulgas,  pero
las lesiones bajo la oreja a menudo indican una infección auditiva,  los que
están cerca de la cadera puden ser el resultado de la infección de la
glándula anal. Cualquiera sea la causa, ésta debe tratarse junto con el hot
spot.

El primer paso en el tratamiento de los hot spots es cortar el pelo que
rodea la lesión.  Esto permite que el aire entre en el tejido inflamado.
Luego se limpia la superficie de la lesión con una solución no irritante;  y
para que la lesión cicatrice se pueden poner polvos desecantes.  En casos
severos se pueden administrar antibióticos orales, analgésicos y
anti-inflamatorios.
También debemos prevenir que el perro no se dañe la zona aún más.  Los
collares Isabelinos son algo bueno para esto.

Prevención:

Muchos perros que han repetido problemas de hot spots pueden reducir la
incidencia si se les mantiene el pelo corto durante el verano, dándoles
baños para un control de pulgas.

 .
by Marty Smith, DVM
of Drs. Foster & Smith, Inc.
and  Joe Bodewes DVM
Drs. Foster and Smith, Inc.
Veterinary Services Department