PROGRAMA DE CUIDADOS DE LA SALUD DEL GERONTE

La vejez se define como un proceso biológico que resulta en progresiva reducción de la capacidad de un perro o gato para mantener la homeostasis interna y manejar el estrés ambiental externo. "La vejez no es una enfermedad por sí misma". Hay factores que influyen como genéticos, ambientales, y la nutrición. Un programa de cuidados incluye obesidad, incontinencia, pérdida de la visión o el oído, cáncer, falla renal, enfermedad pulmonar progresiva, artritis, enfermedad cardíaca, alteraciones del comportamiento, enfermedad dental, y cambios en la piel y el manto.

Las edades de los considerados "gerontes" son las siguientes:

  • Perros pequeños (peso menor a 10 kg): 9 a 13 años

  • Perros medianos (de 11 a 25 kg de peso): 9 a 11,5 años

  • Perros grandes (de 26 a 40 kg de peso): 7,5 a 10,5 años

  • Perros gigantes (peso mayor a 40 kg): 6 a 9 años

  • Gatos (la mayoría de las razas): 8 a 10 años

Alcances del programa. Incluir diferentes niveles de evaluación de la salud, Programa Uno para pacientes aparentemente saludables, Programa Dos para pacientes con problemas menores de salud, Programa Tres para pacientes con problemas serios de salud.

Enfermedades Comunes Encontrados en Geriatría

Perro Geriátrico

Diabetes Mellitus e Hiperadrenocorticismo

Enfermedad Prostática

Obesidad

Enfermedad Cardiovascular

Enfermedad de la vías aéreas/Neumonía

Enfermedad Articular Degenerativa

Catarata (s)

Cáncer

Enfermedad Orodental

Queraconjutivitis seca

Hipotiroidismo

Urolitiasis

Anemia

Incontinencia Urinaria

Hepatopatías

Enfermedad Renal Crónica

Hipertensión

Gato Geriátrico

 

Enfermedad Intestinal Inflamatoria

Diabetes Mellitus

Lipidosis hepática Secundaria

Enfermedad Renal Crónica

Enfermedad Pancreática

Obesidad

Cáncer

Enfermedad Orodental

Enfermedad Articular Degenerativa

Hipertiroidismo

Urolitiasis

Anemia

Hepatopatías

Enfermedad Cardiovascular

Hipertensión

 

Programa Uno: Anualmente para los animales aparentemente sanos.

Historia Médica, Comportamiento y Cirugías.

Examen Físico, incluyendo examen ocular y de glándula tiroides.

Recuento completo de glóbulos rojos y perfil de bioquímica sérica.

Urianálisis completo, incluyendo examen de sedimento urinario.

Consultas referentes a nutrición, dientes, oídos, uñas y cuidados de la piel.

Programa de control de peso.

Programa Dos:  

Al menos anualmente para animales con problemas menores de salud.

Todos los componentes del Programa Uno.

Electrocardiograma.

Radiografía de Tórax.

Programa Tres: 

 

Cada 3 a 6 meses en animales con problemas serios de salud.

Todos los componentes de los Programas Uno y Dos.

Radiografía abdominal.

Procedimientos Diagnósticos Auxiliares:

 Esto puede estar incorporado dentro de los Programas Uno, Dos y Tres, dependiendo del estado de salud general del animal.

Ecocardiografía por falta cardíaca o enfermedad torácica.

Ecocardiografía abdominal o cualquier agrandamiento de órganos o disfunción orgánica.

Test de función de la Glándula Tiroides para Hipertiroidismo.

Determinación Indirecta de Presión Sanguínea para el corazón, riñón o enfermedad endocrina.

Pruebas de función de Hígado (ácidos biliares séricos), Páncreas (test de tripsina inmunoreativa en suero), e Intestino Delgado (folato/cobalamina sérica) para enfermedad hepática, pancreática o gastrointestinal.

Test de Schimer para queratoconjuntivitis seca.

Tormenta Ocular para glaucoma secundario y uvelitis.

Proteína Urinaria/creatinina para proteinuria.

Examen endoscópico y biopsia para vómito crónico y diarrea.

Cortisol Urinario/creatinina.

Examen Físico: historia clínica completa y Examen Físico Sistemático del Perro y Gato Geronte.

Examen Físico Sistemático del Perro y Gato Geronte

Examen orodental

Examen del oído, ojo y nariz

Palpitación de glándula Tiroides

Palpitación torácica y auscultación de corazón y pulmones

Palpitación abdominal

Palpitación de linfonódulos

Examen genital externo

Examen de piel, manto y uñas

Evaluación de huesos, músculos y articulaciones

Programa Preventivo de Cuidados de la Salud

Para Perros y Gatos Gerontes

Perro Geronte

Conducir un examen físico general y registrar el peso del cuerpo (una marcada pérdida de peso cuando no debería haberla indica la existencia de un problema médico significativo).

Revisar si hay parásitos externos y dermatofitos e iniciar una terapia apropiada contra:

  • pulgas, garrapatas, ácaros del oído (Otodectes Cyanotis);
  • ácaros de la sarna, especialmente Demodex Canis y Sarcoptes Scbiei;
  • dermatofitos, particularmente Microsporum spp. Y Trycophyton metagrophytes.

Examen de materia fecal – flotación fecal.

Examinar por enfermedad del gusano del corazón - test de Knott u oculto.

Ajustar la dosis de prevención del gusano del corazón de acuerdo al peso corporal especialmente para productos con dietilcarbamazina (DEC).

Desparasitar con productos antihelmínticos de amplio espectro.

Vacunar contra DA2PLPCa y rabia posiblemente contra tos de las perreras y enfermedad de Lyme.

Realizar pruebas de sangre y orina para disfunciones orgánicas, incluyendo una determinación de T4 y electrolitos.

Examinar el corazón por disturbios en el ritmo con un electrocardiograma.

Examinar los ojos por cualquier evidencia de cataratas, glaucoma, y problemas de ojo seco.

Ajustar la ingestión de alimento de acuerdo a las necesidades de salud y, necesariamente, se ajusta los procedimientos de cuidado.

Mensualmente acondicionar las uñas y limpiar los canales auditivos con solución salina normal o una solución limpiadora de oídos comercial.

Conversar con el dueño acerca de los cambios relacionados con la edad que están ocurriendo en el animal, tales como la pérdida del oído, ceguera, dificultades para incorporarse y caminar, y las condiciones médicas preexistentes.

Administrar una vez por mes productos preventivos para pulgas y gusanos del corazón.

Llenar un registro de salud para el dueño.

Gato Geronte

Dirigir un examen físico general anual y registrar el peso corporal del gato (la pérdida de peso cuando no debiera indica la existencia de problemas médicos significativos).

Revisar al gato por parásitos externos y dermatofitos si hay signos sugestivos de su presencia, e iniciar una terapia apropiada. Revisar por presencia de:

  • pulgas, garrapatas, ácaros del oído (Otodectes Cyanotis);
  • ácaros de la sarna, especialmente Notoedres cati, Cheyletilla y Demodex spp.;
  • dermatofitos, particularmente Microsporum spp. Y Trycophyton metagrophytes.

Examen de materia fecal (test de flotación fecal) por parásitos.

Administrar un apropiado antiparasitario si el examen fecal da positivo para parásitos.

Vacunar contra FVRCP, clamidiasis, bordetelosis, leucemia felina y rabia además de vacuna contra peritonitis infecciosa felina para gatos en riesgo.

Realizar pruebas de sangre y orina para disfunciones orgánicas, incluyendo una determinación de T4 y electrolitos.

Examinar el corazón por disturbios en el ritmo con un electrocardiograma.

Examinar los ojos por cualquier evidencia de cataratas, glaucoma, y problemas de ojo seco.

Ajustar la ingestión de alimento de acuerdo a las necesidades de salud y, necesariamente, se ajusta a los procedimientos de cuidado.

Mensualmente acondicionar las uñas y limpiar los canales auditivos con solución salina normal o una solución limpiadora de oídos comercial.

Conversar con el dueño acerca de los cambios relacionados con la edad que están ocurriendo en el animal, tales como la pérdida del oído, ceguera, dificultades para incorporarse y caminar, y las condiciones médicas preexistentes.

Administrar una vez por mes productos preventivos para pulgas y gusanos del corazón.

Llenar un registro de salud para el dueño.

Educación del propietario: especialmente en las áreas de nutrición, cuidados preventivos de la salud, ejercicio, procesos normales de la edad, cáncer, sus efectos y el dolor que produce la pérdida de la mascota.

Cambios esperados en el hogar

Comportamiento hogareño.

Consumo de agua y alimento – apetito.

Defecación y orina anormales.

Cambios en el peso corporal.

Niveles de actividad.

Olores anormales.

Bultos en la piel/masas/úlceras que no curan.

Tos persistente/estornudos.

Vómitos/diarrea

Pérdidas

Apoyo durante las últimas semanas de vida, si fuera necesario.

Discusión final y apoyo luego de la muerte de la mascota.

Resolver la pérdida de con el dueño para permitir que la familia adquiera otra mascota.

Problemas específicos del perro y gato gerontes

Estancamiento de peso – obesidad.

Cáncer – presente o no.

Halitosis – enfermedad oral.

Pelaje opaco – cambios en la piel.

Cambios en el comportamiento.

Artritis – alteraciones en la incorporación y/o al caminar.

Riesgo de anestesia.

Pérdida de la visión y el oído.

Murmullo cardíaco – falta cardíaca.

Producción de orina – falla renal.

Accesos de tos – enfermedad bronquial crónica.

Incontinencia fecal o urinaria.

REFLEXIONES SOBRE GERIATRÍA

El desafío

Identificar y evaluar las múltiples disfunciones orgánicas "latentes" o las hipofunciones del animal geriátrico antes de hacer una intervención quirúrgica.

Luego de la intervención médica y/o quirúrgica, identificar y evaluar las múltiples disfunciones orgánicas "latentes" o las hipofunciones del animal geriátrico así como cualquier efecto adverso de una droga y/o cirugía que pueda existir.

Las enfermedades crónicas (falla renal, hepática y cardíaca, enfermedad gastrointestinal; insuficiencia pancreática exócrina y endocrinopatías [enfermedad de Cushing, diabetes melitus, e hipotiroidismo]), requieren tratamiento de por vida con monitoreo intermitente del animal geriátrico y modificación del régimen de manejo como sea necesario.

EL SISTEMA MUSCULOESQUELÉTICO

Enfermedad articular degenerativa

Fluido de la enfermedad articular degenerativa: amarillo, trasparente, alta viscosidad, y RGB 1000-5000 (neutrófilos < 10% y células mononucleares > 90%).

Fluido auricular normal: amarillo claro/pálido, trasparente, alta viscosidad, y RGB -< 1000 (neutrófilos < 5% y células mononucleares > 95%).

Tratamiento conservador: reducción de peso y modificación del ejercicio.

Tratamiento médico AINEs.

Manejo quirúrgico: artrodesis, escisión artroplástica, o reemplazo total de la articulación.

Los esteroides anabólicos.

Discoespondilitis canina

Es la inflamación de un disco intervertebral con una osteomielitis concurrente de la vértebra contigua.

Discoespondilitis tipo I: ausencia de anormalidades neurológicas, signos clínicos presentes menos de 4 semanas, sin tratamientos previos con agentes antimicrobianos, y sin evidencia de otra enfermedad subyacente.

Discoespondilitis tipo II: déficits neurológicos menores – ataxia, paresia moderada, déficit propioceptivo; dolor espinal presente, signos clínicos presentes por más de cuatro semanas, falla con la primera elección de agente antimicrobiano; y signos de otras enfermedades concurrentes – murmullo cardíaco, infección urinaria, enfermedad dental severa, etc.

Discoespondilitis tipo III: déficit neurológico extremo – pérdida del control motor: severo dolor espinal presente; falla con otros agentes antimicrobianos usados, falla para identificar el agente causal o el origen y signos de otras enfermedades concurrentes – murmullo cardíaco, infección del tracto urinario, enfermedad dental severa, etc.

Diagnósticos diferenciales: enfermedad discal, síndrome de wobbler, estenosis lumbosacra, neoplasía/fractura espinal, mielopatía degenerativa y mielitis/meningitis.

Manejo del dolor

El uso de parches de fentanilo – parches de fentanilo transdérmicos (Duragesic, Janssen Pharmaceutica) aprobado para uso humano – incluido en la lista II de licencias requeridas. Los niveles de analgésico se logran 12 horas después de la aplicación y duran 72 horas. La dosis para un perro de 10-20 kg 50 mcg/hora, en un perro de 20-30 kg 75 mcg/hora, y para un perro de 30 kg o más 100 mcg/hora.

Depleción del potasio corporal

Los signos clínicos incluyen: debilidad muscular generalizada, ventroflexión del cuello, pastura agazapada, marcha aparatosa, y aparente dolor muscular.

Debilidad neuromuscular en gatos

Se muestra como una marcha anormal y una ventroflexión del cuello aguda en las convulsiones. Causas comunes: polimiopatía hipocalémica, intoxicación con órganofosforados, y debilidad por deficiencia de tiamina.

Otras causas incluyen – hipertiroidismo, poliomiositis idiopática, hipocalcemia, miastenia gravis, polineuropatías, e hipernatrimia hipodipsica.

Exposiciones múltiples a órganofosforados conducen a la fatiga muscular y a signos similares a la miastenia. Los signos incluyen debilidad muscular generalizada, temblores, ventroflexión del cuello, y dilatación de las pupilas.

La enfermedad por privación de tiamina incluye pupilas dilatadas y de respuesta lenta; flexión rígida del cuello con rigidez extensora de los miembros; signos vestibulares, rigidez tónica y convulsiones.

El hipertiroidismo causa muscular en cualquier gato adulto de más de 8 años con síntomas primarios de debilidad e inapetencia.

La polimiositis idiopática. Un andar tieso y dolor muscular y se puede observar fiebre.

La ventroflexión del cuello en la primaria o única queja en alrededor del 50 % de los gatos con miastenis gravis. Otros signos: pasos cortos, andar incoherente, debilidad generalizada y lagoftalmos.

La hipocalcemia en gatos con falla renal, intoxicación con etilenglicol, hipotiroidismo, enclapsia, pancreatitis, administración de enema de fosfato, hipercalcitoninismo, rabdomiolisis y sepsis. Signos clínicos fasiculaciones musculares locales o generalizadas, espasmos musculares, tetanis, inquietud y convulsiones.

EL SISTEMA HEMOLINFÁTICO

Anemia Hemolítica Inmunomediada

Hemólisis primaria – quiebre de la autotolerancia (idiopática) o hemólisis secundaria – inducida por antígenos exógenos y asociada con varias enfermedades en curso y drogas o metabolitos que se asocian con la membrana celular de los glóbulos rojos – penicilinas, cefalosporinas, etc.

Hemólisis intravascular: medida por IgM y complemento, lisado de glóbulos rojos liberando hemoglobina que se combina con la haptoglobina y es elimenada por el SER, y los glóbulos rojos intrvasculares no lisados son eliminados en el hígado. La hemólisis intravascular ocurre más frecuentemente, mediada por IgG y/o subunidades del complemento, y los glóbulos rojos removidos por el bazo.

Sintomatología: razas más afectadas son: Overo Alemán, Scottish Terrier, Viejo Pastor Inglés, Dachshund miniatura, Setter Irlandés, Vizla, Poodle, Cocker Spaniel Americano.

Signos clínicos: incidiosa y progreso rápido. Anorexia, depresión, colapso, fiebre, debilidad, vómito, diarrea, hepatoesplenomegalia y linfoadenopatía, palidez, Ictericia, petequias, taquinea y murmullo sistólico.

Esplenomegalia

Torsión esplénica y el trauma, es más común en pacientes geriátricos.

Esplenomegalia generalizada: causas inflamatorias, causas granulomatosas.

EL SISTEMA URINARIO

Falla Renal Crónica

Hipertensión sistémica en perros es un signo clínico importante aumenta la presión de perfusión a riñones, corazón, ojos, y cerebro. Efectos renales. Efectos cardiovasculares. Efectos cerebrales. Efectos oftálmicos.

Hipertensión Sistémica en Gatos

Común en gatos viejos con efectos renales, cardíacos o endocrinos.

Signos de murmullo sistólico o galope cardíaco y hemorragias retinales, desprendimiento de retina o vasos arteriales tortuosos.

AINES Nefropatía

Predispuestos a nefropatía son: animales geriátricos, que reciben drogas nefrotóxicas

Nefrolitiasis

La nefrolitiasis puede causar obstrucción de la pelvis renal, úter, pielonefritis, falla renal. Puede ser "inactiva" debido a la ausencia de complicaciones activas. Obstrucción, infecciones urinarias frecuentes.

Razas más comunes afectadas: Shih tzu, Lhasa apso, Schnauzer miniatura, Yorkshire Terrier, Poodle miniatura, bichon frise y Cocker Spaniel.

La nefrolitiasis es un problema común en perros y gatos geriátricos.

Incontinencia Urinaria Adquirida

Son la incompetencia uretral, infecciones urinarias, poliuria/polidipsia, problemas de conducta y enfermedades debilitantes.

Tumores de la Vejiga Urinaria

Más frecuente en hembras que en machos.

Razas más comunes: Scottish Terrier, Ovejero Alemán, Beagle, Collie, Cocker Spaniel, Dachshund, Boxer, Labrador Retriever, West Highland White Terrier, y Cairn Terrier.

Hipercalcemia

Signos de hipercalcemia: poliuria/polidipsia, letaegia, depresión, anorexia, vómitos, diarrea, debilidad muscular y convulsiones.

HÍGADO Y PÁNCREAS

Neopiasia hepática primaria en perros

La mayoría son hepatocelulares. Signos clínicos, letargia frecuente, debilidad, anorexia, PU/PD y vómitos. Pérdida de peso, convulsiones, aceites, diarrea, ictericia y hematoquecia. Hipoglucemia se presenta con tumores grandes.

Distención abdominal y hepatomegalia palpable.

Neoplasia hepática primaria en perros

La mayoría sube del árbol biliar intrahepático.

Signos clínicos: letargia frecuente, debilidad y anorexia. PU/PD, vómitos, pérdida de peso, ascites y diarrea son los signos menos comunes.

Enfermedades hepáticas en perros y gatos geriátricos

Falla hepática aguda – drogas, infección bacteriana, pancreatitis, anemia hemofílica inmunomediada, lipidosis hepática felina idiopática, e insolación; hepatitis crónica.

Enfermedades extrahepáticas: colestasis por sepsis, enfermedad inflamatoria intestinal crónica, pancreatitis aguda, enfermedad asociada hormonalmente, enfermedades dermatológicas.

Hiperplasia nodular: este proceso benigno puede causar aumento de las pruebas hepáticas y cambios histomorfológicos que sugieren hepatitis crónica o enfermedad extrahepática. La causa es desconocida – factores metabólicos-nutricionales pueden jugar un papel. Las condiciones raramente alteran la función hepática y los perros aparecen muertos antes de que aparezca la hiperplasia nodular.

Absesos hepáticos: las causas son usualmente desconocidas. Los signos son reflejo de enfermedad infecciosa hepática. El hemograma muestra una respuesta inflamatoria como en una sepsis. Los perfiles también reflejan patrones de sepsis. Las bacterias aisladas son usualmente gram negativos, estreptococos y estafilacocos. La ecografía ayuda al diagnóstico y al control. Se trata como una sepsis.

Pancreatitis en perros

Signos clínicos: vómito, anorexia, depresión, fiebre, dolor abdominal craneal y diarrea.

Pancreatitis en gatos

Signos clínicos: anorexia, vómitos, pérdida de peso e ictericia. Fiebre i dolor abdominal son signos inconstantes.

Suele acompañar: lipidosis hepática idiopática, diabetes mellitus, enfermedad renal crónica, neoplasia, enfermedad inflamatoria intestinal e hipertiroidismo.

Influencia pancreática exocrina

Los perros y gatos que son positivos a la prueba de tripsina – análoga inmunorreactiva (TLI)

El tratamiento incluye: tratamiento dietético, reemplazo de enzimas pancreáticas, inicialmente terapia antimicrobiana y manejo de otras enfermedades concurrentes, suplementación vitamínica y control de peso, deposiciones y manto piloso.

Alimentos bajos en grasa, proteínas de alta calidad, dieta seca o ensalada 2 a 3 vaces por día.

Administrar suplementos enzimáticos sin cobertura entérica. La cantidad de suplemento enzimático requiere mantener las variaciones de deposiciones normales desde el 6 al 58% de la dosis original.

La materia fecal regresa a la normalidad, incremente el peso corporal y mejora la salud en general.

Neoplasia pancreática

El adenocarinoma de células acinares, tiene el 10% de incidencia en pancreatitis. El diagnóstico se hace generalmenrte por el tiempo y por los signos clínicos. La sospecha es aumentada por la palpación de una masa abdominal craneal y/o ultrasonido.

El diagnóstico definitivo requiere biopsia.

SISTEMA NERVIOSO

Examen neurológico

Disminución de los sentidos de la vista y oído, hipersensibilidad a los estímulos externos (sensibles al ruido si son ciegos o al tacto si son sordos).

La atrofia del iris.

Enfermedad del cerebro anterior

Perros y gatos geriátricos: neoplasia – primaria o metastásica.

Signos clínicos: Tumores cerebrales típicos causan cambios de actitud, convulsiones, andar en círculos, ceguera, caminar compulsivo. Tumores del tallo cerebral, depresión, inclinación de cabeza, déficit de nervios craneales, debilidad y ataxia. Tumores cerebrales, ataxia, inclinación de cabeza, andar en círculo, tremores y convulsiones.

 

Consultas Veterinaria Rost

vetrost@masconet.com